jueves, 5 de agosto de 2010

HACE 21 AÑOS...Y ALGUN VIENTO DEL NORTE DESPUES...

BESO EN TINIEBLAS

munch-beso

La noche dibujó  las sombras en su mente

y susurrando le recorrió la piel

mientras un brisa de témpanos helaba su sangre.

Aquella luz intensa navegó en el iris de la esperanza

y el zumbido del eterno caminante la crispó.

Latidos sobre golpes secos,

crudos... inertes.

Al instante la envolvió en tinieblas de negra dulzura.

Aquellos violentos pozos de pasión frenética

desorbitados por la necesidad de sed inapagable

adquirieron ahora el brillo de la incertidumbre.

Mientras tanto, blancas dagas infernales,

rompían la tierna piel del sumiso cordero,

emanando de ella la mas verde luz de lujuria incomprensible

sucumbiendo en la fusión del eterno juego maldito

sobre húmedo terciopelo carmesí.

 

turner_rain_steam_speed

CARPE DIEM

De sus palabras se esbozó un sollozo

su corazón latía lentamente

Allí...inerte,yaciendo sobre su cuerpo...un alma muerta.

 

Su pensamiento expiró...un suspiro.

En su mente se dibujó una idea.

En su memoria no había recuerdos.

En el haber solo estaba la historia...

sin emociones, con miedos

sin pasión,con sufrimiento

sin valor,con amargura.

Y de su corazón se desprendió un último deseo

volver a la vida,y...

VIVIR EL MOMENTO.

 

Hace 21 años que mis neuronas vomitaban con una vieja Olivetti estos versos que hacían que me diese cuenta que no era como los demás,porque mientras ellos y ellas encontraban mejor entretenimiento en pillarse borracheras y perseguir al sexo opuesto ,yo me devanaba los sesos preguntándome el porque de todo.También he de decir que cuando me canse de estrujarme la cabeza me deje llevar también por los placeres mas mundanos que me rodeaban.

Encontré estos escritos que estaban en una caja en casa de mi madre,donde curiosamente los ratones no han decidido comérselos(sin embargo mi título de graduado escolar si que se comieron la mitad jijiji)

Bueno me pareció que era curioso poner aquí algunos de los escritos que me salían con las primeras espinillas.Quizás ponga alguno mas...

6 comentarios:

Ania Alonso dijo...

QUé precioso, me ha encantado!
muakk

Houellebecq dijo...

Qué bonito. Yo también usé una Olivetti alguna vez y dejé algún que otro verso a alguna que otra profesora de la que me enamoré y me devané los sesos buscando un sentido a todo que ahora sé que no encontraré.
Interesante paseo por tu mente de poeta primeriza. No me lo esperaba pero me ha gustado. Besos.

Mario dijo...

Yo siempre quise una Olivetti, de hecho aprendí a escribir a máquina con esa marca. Pero yo, como Millás, soy un hombre de segunda mano, un heredero de segundas oportunidades. De tres, hermanos, el del medio. Así que me tocó heredar la Olimpia desdentada con la que mi hermano aprendió a escribir. Ese verano, mientras acariciaba teclas y miraba cráteres, mi hermano aprendió a nadar en una de las mejores academias. Yo quise ir, también... pero heredé su aprendizaje... y al verano siguiente, era él quien practicaba conmigo. Casi me ahogo, casi. Aún tuve tiempo para muchas más cosas, casi todas de segunda mano... Pero eso, otro día.
Hoy aprovecho para recordar esa máquina... y para felicitarte por tu espacio.

Has sido un placer.

Un saludo.

Mario

LISSI dijo...

Gracias por tu comentario Ania...vuelve cuando quieras.
Mario, es un placer para mi los comentarios que me dejas tu...son como pequeños relatos condensados.Muchas gracias.
Houellebecq,no sabia que aun te pudiese sorprender jejejeje con la de post mios que has leido...
Y bueno estos versos no son de amor precisamente aunque en uno hable de un beso en realidad cuando lo escribi pensaba en un beso de un vampiro...ya ves aun con el tiempo hay cosas que no dejan de gustarme y los vampiros es una de ellas.
Besos

Pilar dijo...

Es curioso contemplar como aun cuando pensamos que hemos aprendido algo, que ya no somos quienes fuimos, en el fonfo (quizás cambiando una coma o un adjetivo), seguimos siendo los mismos.

Más viejos, más calmados y quisiera pensar que algo (un poco al menos) más sabios, pero el/la adolescente rar@ sigue dentro y nada hay que podamos hacer para cambiarlo, aparte de la Olivetti por un teclado (mis uñas lo agradecen en demasía)

besos,

Jordi M.Novas dijo...

Muy bonito. Aunque cuidado con el carpe diem, que da pie a mucha falsedad.. :)